23 Dic, 19 / post / Noticias

Lista de morosos: cómo utilizarla para reducir el riesgo de impagos en tu empresa

Una de las tareas más importantes que llevar a cabo en cualquier empresa es la gestión del cobro para evitar y reducir impagos, para lo cual hay multitud de medidas y trucos. A continuación, detallaremos cómo utilizar las listas de morosos de nuestro país para evitar los impagos, además de otros consejos para llevar una buena gestión del cobro. ¡Vamos a ello!

Cómo utilizar las listas de morosos para evitar impagos

Como ya hemos dicho, lo mejor para evitar futuros impagos, es conocer a fondo la solvencia y situación financiera en general de la empresa en cuestión. Para ello, podremos acceder a las listas de morosos españolas como ASNEF, RAI, CIRBE e ICIRED para conocer si la empresa en cuestión ya tiene otras deudas contraídas. ¡Vamos a verlas!

ASNEF, la mayor lista de morosos en España

ASNEF o Asociación Nacional de Entidades Financieras en un fichero gestionado por la empresa Equifax Ibérica que gestiona los datos que facilitan sus asociados en los casos en que se producen impagos de deudas. Así, para aparecer en ASNEF es necesario que el impago lo realice un cliente con relación comercial con un asociado de Equifax Ibérica, de forma que, por ejemplo, una empresa de telefonía asociada de ASNEF introducirá los datos de sus clientes morosos.

ASNEF puede ser consultada por sus asociados -que son todas las entidades financieras que prestan sus servicios en nuestro país, además de empresas de combustibles o telecomunicaciones, entre otras- para averiguar la calidad crediticia y la situación financiera de sus clientes.

Para saber si estamos en el ASNEF, deberemos acudir a nuestro banco y solicitar a nuestro asesor que nos facilite la información oportuna, siendo este trámite totalmente gratuito. Otra forma de saber si estamos o no en ASNEF es solicitar la información vía online, de forma completamente gratuita, enviando un correo a sac@equifax.es.

RAI, un fichero sectorial

RAI es un fichero sectorial gestionado por la entidad financiera Experian Bureau de Crédito por cuenta del Centro de Cooperación Interbancaria. No obstante, este fichero contiene información relativa a las deudas documentadas en letras de cambio, cheques o pagarés. Además, las deudas deberán ser superiores a 300 euros y en el deudor deberá ser una persona jurídica, es decir, una empresa. De hecho, es esto lo que lo diferencia de ASNEF, en la cual las deudas son menores de 300 euros y los deudores son personas físicas.

Solo los bancos, los acreedores y las empresas que se dedican a emitir informes de solvencia tienen acceso a la información contenida en RAI. No obstante, un particular también podrá acceder al RAI a través de su página web, registrándose y previo pago.

CIRBE o la Central de Información de Riesgos del Banco de España

Este fichero tiene por objeto dotar de información verídica sobre la situación financiera de las personas físicas y jurídicas en España. Para solicitar su información, se puede hacer gratuitamente aportando nuestro DNI o el Número de Identificación Fiscal en caso de que seamos una persona jurídica. Presentando la documentación requerida en las dependencias del Banco de España o por correo, recibiremos la información necesaria sobre la situación financiera de nuestros clientes.

ICIRED, un fichero de morosidad online

ICIRED es el fichero que estamos buscando si queremos comprobar la lista de morosos de forma fácil, online y accesible para cualquiera. Además, a través de ICIRED podremos enviar un requerimiento de pago al deudor para que haga frente a su deuda. Podemos acceder a él a través de su página web.

A pesar de que cada fichero tiene sus propias formas para acceder a sus listas de morosos, ingresando en la página web de ELOFICASH tendremos acceso a estos ficheros de forma mucho más sencilla e intuitiva. ¡Anímate!

Otros consejos para evitar los impagos: formas seguras de pago para evitar fraudes

A pesar de que la consulta en las listas de morosos es una estupenda manera de evitar impagos, prevenir es mejor que curar y debemos optar por formas seguras de pago para evitar fraudes que luego es difícil cobrar.

  • Plataformas de pago: plataformas como PayPal nos ofrecen una gran seguridad, vinculando la tarjeta de crédito o una cuenta bancaria al usuario y facilitando el pago completamente seguro.
  • Transferencia bancaria: existen transferencias bancarias directas como es el caso de Trustly, que permite realizar la transferencia asegurándose de que no hay ningún fraude, ya que el banco le envía un código al móvil asociado a la cuenta bancaria del cliente que es necesario introducir para poder hacer el pago.
  • Tarjetas de crédito: el pago con tarjeta es uno de los métodos más seguros, ya que está protegido por la entidad bancaria que emitió la tarjeta y por el banco a través del cual se realiza el pago.

Sin duda, la utilización de las listas de morosos facilita conocer en qué situación se encuentra una empresa o particular, de forma que podemos evitar hacer negocios con morosos y evitar los impagos. La información es poder y nos permite prevenir los futuros impagos.

¡Suscríbete al blog!
La suscripción a nuestro blog implica la aceptación de nuestra política de privacidad y del tratamiento de tus datos.